Brexit: Alvise Pérez’s Perspective from Leeds, England

Ver más abajo para la versión española de esta entrevista. / See below for the Spanish version of this interview.

The potential exit of United Kingdom from the European Union (generally referred to as Brexit) would not just affect British citizens, but also over 2.5 million EU-citizens currently living in the UK. In order to get an idea of their perspective on the upcoming referendum (which will be held on the 23rd of June), we interviewed Alvise Pérez, who is Spanish, but lives in Leeds.

How does a Spanish person end up taking part in British politics?

By bringing Don Simon Sangria and Spanish omelets each meeting (laughs). Simply by being democratic and by knowing that democracy is a verb. Based on that, I began to learn and see which organizations agree with my opinions. This is something many Spaniards and many other minorities do throughout the UK.

For some context: What does the UK mean to Spaniards?

Mainly three things: firstly, the UK is perceived as a place where there are better job opportunities; secondly, it’s seen as a good place to pursue studies, and thirdly, people want to come to learn English. This is supported by studies which indicate that generally, Spaniards in the UK are young people (70% of individuals are between the ages of 20 and 35), with a Bachelor degree (just over 60%) or Master’s (18%) percent and mainly women (around 60%)

Do you think that political participation among the Spanish here in England is high?

The Spanish abroad, according to my personal experience, compared to the approximately 200 nationalities living in Britain, often have more interest in politics, but, at the organizational level, this could be greater. The Spanish government has good mechanisms to coordinate the participation of Spanish people through, for example, advice for Residents Abroad (ERCs), but its implementation is quite ineffective, being more typical of the year in which it was created (1987), than adequate today, now that we all work with the Internet and have more flexible structures. Anyway, the elections to the aforementioned Council are next year, and I would like to encourage Spanish people to participate or to create their own team to advise the Spanish consul.

What about political participation here in the UK? Do many not want to get involved in British politics, especially now with Brexit, for fear of being told: “Do not come here to tell me what to do in my country.”? Has this ever been said to you?

Sometimes. But I do not think it’s racism, but rather suspicion. I always try to explain that I am not a foreigner who meddles in the affairs of a foreign country, but a European citizen who wants to contribute and exercise freedom of expression in England, a society that has welcomed us so well. If only the hundreds of thousands of British residents in Spain were encouraged to do the same.

How do you think a Brexit will affect the Spanish community in England?

Whatever happens in the referendum on the 23rd of June, the concessions already agreed between the EU and Britain on sovereignty will affect us whether “leave” or “remain” wins. The UK is already absolved of further economic, competitive, social benefits and political integration in general, and may unilaterally delay European legislation, if the government believes that countries inside the Eurozone are discriminating against UK.  And not only that: Are you a Spanish married to an extra-community person? Be worried, the Government does not need any court order to deny entry to the country to your partner. Without evidence, judgement or court order. Does the Government consider that, in its opinion, you are a risk to national security? Then they can eject you without any need for a court order or judgement, even if you don’t have a criminal record.

And if a Brexit does happen, it is impossible to estimate how this would affect us directly, basically because we do not yet know the status that Britain would end up having if it leaves the EU. In any case the indirect harm will be inevitable. And it will be colossal. The other day, the Spanish MEP Beatriz Becerra recalled that several studies predicted the effect of Brexit as resulting in a possible reduction of up to 3% of British GDP.

The Spaniards in the UK would be in a legal limbo for at least 2 years, as that is how long it would take to implement the new status. A new status that could mean a requirement for work visas, restrictions on access to the National Health System or less favourable tax conventions or contributions for our pensions.

That said, the topic of Brexit has become a hot bed of Europhobes and Europhiles, dedicated to magnifying each other’s mistakes, and being mutually dishonest about the advantages and disadvantages of staying or leaving the European Union. He who does not respect language, does not respect reality. And in this I think both sides should be more factual and less sensational.

How is the Spanish community to blame for rising euroscepticism in England?

I understand that the same reasons that have increased euroscepticism throughout the European Union; lack of self-criticism and fear for the alleged loss of sovereign control.

The real question is how can the EU prevail when globalization requires that we should have larger political entities, with the counter-logic that globalization has proven, since 1995, that large markets can be monetized without incurring political costs of a heterogeneous system. The only certainty is that the nation-state of the Nineteenth Century can not solve global problems; if the USA cannot resolve them, neither can the UK. Based on that problem, the EU is, as Dr. Carlos Gorriarán says, a club of nation-states, something in between with many drawbacks without the advantages of integration of a federation. So if Europe does not take steps towards federation, it will no longer serve as more than just a common market clearly overtaken by globalization. Works like a loving relationship: It can advance or regress, but it will probably not survive long if it stays still.

Alvise Pérez was born in Seville, Spain in 1990. He has been a West Yorkshire resident since early 2012, when he came to England to study a degree in Philosophy, Politics and Economics. He currently works at the Instituto Cervantes, a Spanish diplomatic mission dedicated to spreading the culture of Spain and Latin America, and that supports linguists and hispanists around the world.

Besides his work, Alvise is a member of the Spanish party UPyD since 2011, and also a member of Liberal Democrats, Young European Movement and Liberal Youth.He has recently been one of the 5 international delegates for Liberal Youth at the  last IFLRY General Assembly in Istanbul, and  was a guest speaker in ALDE events in Madrid on the topic of Brexit.

The interview was conducted by Krijn van Eeden, the editor of this blog.

– Spanish version –

Brexit: Perspectiva de Alvise Pérez desde Leeds, Inglaterra

La potencial salida del Reino Unido de la Unión Europea (generalmente conocido como Brexit) no afectará sólo a los ciudadanos británicos, sino también a más de 2,5 millones de ciudadanos de la UE que viven actualmente en el Reino Unido. Con el fin de tener una idea de la perspectiva española sobre el próximo referéndum (que se llevará a cabo el 23 de junio), este blog entrevista a Alvise Pérez, español que actualmente reside en Leeds, Inglaterra.

¿Cómo termina una persona española tomando parte en la política británica?

Llevando sangría Don Simón y tortilla de patatas a cada reunión (risas). Basta ser demócrata y tener la certeza de que la democracia es un verbo que debe conjugarse. En base a esto, vemos qué organizaciones coinciden mejor con nuestras opiniones, y colaboramos. Algo que muchos españoles y otras minorías hacen ya por todo el país.

Por enriquecer contexto: ¿Qué significa el Reino Unido para los españoles?

Principalmente tres cosas: En primer lugar, Reino Unido se percibe como un lugar donde hay mejores oportunidades de empleo; en segundo, es visto como un buen lugar para realizar estudios, y en tercer lugar, la gente quiere venir a aprender Inglés. Algo que en parte se apoya por estudios que indican que, en general, los españoles en el Reino Unido somos jóvenes (70% entre las edades de 20 y 35), con un título de licenciatura (algo más del 60%), con Máster (18%) y principalmente mujeres (alrededor del 60%)

¿Cree usted que la participación política entre los españoles aquí en Inglaterra es alto?

Los españoles en el extranjero, de acuerdo a mi experiencia personal inescrutable, y en comparación con las aproximadamente 200 nacionalidades que viven en territorio británico, suelen tener más interés en política pero, a nivel organizacional, podría mejorarse.
El gobierno español tiene buenos mecanismos para coordinar la participación de los españoles a través de, por ejemplo, los consejos de Residentes en el Extranjero (CREs), pero su aplicación es bastante ineficaz, siendo más acordes al año en el que fueron creadas (1987), que adecuadas a día de hoy, donde todos solemos trabajar en Internet  y con estructuras más flexibles y funcionales. De todos modos, las elecciones a dicho Consejo son el próximo año, por lo que animo a los españoles residentes en Inglaterra que estén leyéndonos a crear su propio equipo para ayudar en la asesoría a los cónsules españoles.

¿Qué hay de la participación política en el Reino Unido? Muchos no quieren involucrarse en la política británica, sobre todo ahora con el Brexit, por temor a que digan: “No venga aquí a decirme qué hacer en mi país.” Le han dicho esto alguna vez a usted?

A veces. Pero no creo que sea racismo, sino más bien recelo. Siempre trato de explicar que no soy un extranjero que se entromete en los asuntos de un país extranjero, sino un ciudadano europeo que quiere contribuir y ejercer la libertad de expresión que, por cierto, me garantiza la Unión Europea, en Inglaterra; un país que nos ha acogido muy bien. Ojalá los cientos de miles de residentes británicos en España se animaran a hacer lo mismo.

¿Cómo crees que puede afectar el Brexit a la comunidad española en Inglaterra?

Más allá de lo que ocurra en el Referéndum del 23 de Junio, las concesiones ya acordadas entre la UE y Reino Unido en materia de soberanía nos afectarán gane el SÍ o el NO.  Reino Unido ha conseguido grandes concesiones en materia económica, de competitividad, de prestaciones sociales o sobre políticas de integración, y podrán detener unilateralmente la legislación europea si el gobierno considera que los países de la eurozona están discriminando a Reino Unido. Una injusta consagración de privilegios. Y no sólo eso: ¿Eres un español casado con una persona extra-comunitaria? Preocúpate: el gobierno no necesitará ningún tipo de orden judicial para denegar la entrada de tu pareja al país. ¿El gobierno está considerando que quizá eres, en su opinión, un peligro para su seguridad nacional? Podrán expulsarte del país sin orden judicial ni evidencia alguna, incluso aunque no tengas ningún tipo de antecedente penal.

Y si el Brexit se consuma, es imposible calcular a día de hoy cómo afectaría una hipotética salida del Reino Unido de la Unión Europea, básicamente porque desconocemos aún el estatus que Reino Unido terminaría teniendo si abandonase la UE.

En cualquier caso el daño indirecto sería inevitable. Y colosal. El otro día, la eurodiputada Beatriz Becerra subrayó varios de los estudios que predicen una reducción del PIB británico de hasta el 3% en los próximos años si vence el SÍ.

Los españoles en Reino Unido estaríamos en un limbo legal durante al menos 2 años, el tiempo mínimo que se tardaría en implementar el nuevo estatus. Un nuevo estatus que podría implicar para los españoles el requerimiento de visas de trabajo, restricciones en el acceso al Sistema Público de Salud o un sistema fiscal y tipos de cotizaciones a pensiones mucho menos favorables.

Dicho lo cual, basta decir que el Brexit se ha convertido en un rebaño de eurófobos y eurófilos dedicados a magnificar los errores del otro, y siendo mutuamente deshonestos sobre las ventajas e inconvenientes de permanecer o abandonar la Unión Europea. Y quien no respeta el lenguaje no respeta la realidad. Ambas partes deberían ser más cabales y menos sensacionalistas.

¿A qué motivos achaca la comunidad española el aumento del euroescepticismo en Inglaterra?

Entiendo que a los mismos motivos que han aumentado el euroescepticismo en toda la Unión Europea; falta de autocrítica y miedo por el nuevo tipo de soberanía.

La verdadera pregunta es cómo puede perdurar la EU excusada en que la globalización obliga a que debamos tener entidades políticas más grandes, con la contra-lógica de que la globalización lleva demostrando desde 1995 que se pueden obtener beneficios económicos de los grandes mercados sin incurrir en costes políticos de un sistema heterogéneo.

Lo único cierto es que el Estado-nación del siglo XIX no puede resolver problemas globales. Y si ni siquiera puede resolverlos USA, tampoco podrá Reino Unido.

En base a ese problema, la UE es, como dice el Doctor Carlos Gorriarán, un club de Estados-nación, algo intermedio con muchos inconvenientes y sin las ventajas de integración de una federación. Así que si Europa no da pasos hacia la federación dejará de servir para algo más que un mercado común claramente superado por la globalización. Sirva el símil de una relación amorosa: O se avanza, o se retrocede, pero no se suele sobrevivir mucho tiempo en un eterno inmovilismo.

¿Si el Brexit decide abandonar la UE, pensarán muchos españoles en volver a España?

El otro día escuchando a un amigo jubilado español sugiriéndome seguir fuera de España, me acordé de un famoso humorista español que decía aquello de que hay que alentar a los jóvenes a salir y quedarse fuera del país… no sea que pretendamos cambiarlo. Muchos españoles pensamos a menudo en volver a España. Pero creo que pensamos aún más en cómo enriquecer un gran país como Inglaterra, que tanto nos está dando, y cómo cambiar y mejorar otro gran país como es España, del que tantos tuvimos que irnos, para poder volver en condiciones de calidad.

Dicho lo cual, el Brexit puede verse, sin duda, como una derrota de la Unión Europea, pero también como una oportunidad histórica para, cualquiera que sea el resultado, siente de nuevo las bases de la Unión e impulse el mayor proyecto político de la Historia de Europa a su lógica consecución política: La Federación de Estados.

Porque la Unión Europea será federación o no será. Y en ello los liberales tendremos mucho que decir.

Alvise Pérez nació en Sevilla, España, en 1990. Reside en West Yorkshire desde principios de 2012, cuando llegó a Inglaterra para estudiar la licenciatura de Filosofía, Política y Economía. En la actualidad trabaja en el Instituto Cervantes, una misión diplomática española dedicada a la difusión de la cultura de España y Latinoamérica, y que sirve de apoyo a lingüistas e hispanistas de todo el mundo.

Además de su trabajo, Alvise es miembro del partido “UPyD” español desde 2011, y también miembro de los Liberal Demócratas, Movimiento Joven Europeo y Liberal Youth. Recientemente ha sido uno de los 5 únicos delegados internacionales de Liberal Youth en la Asamblea General de IFLRY en Estambul, y es orador invitado en eventos ALDE, también en Madrid sobre el Brexit.

La entrevista fue realizada por Krijn van Eeden, el editor de este blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *